Probar fármacos para ganarse la vida


Píldoras

Muchas personas se ganan la vida participando en pruebas de fármacos.

Hay personas que toman medicamentos cuando se sienten mal o están enfermas. Otros, sin embargo, lo hacen para ganarse la vida.

Y con la actual crisis económica, cuando cada vez más individuos tratan de encontrar una nueva forma de ganar dinero, quizás muchos hayan pensado en la posibilidad de ir a una clínica para probar fármacos que aún no han sido aprobados y recibir dinero a cambio de ello.

Los ensayos clínicos en seres humanos son una pieza importante del proceso de desarrollo de medicamentos. Les permiten a las compañías farmacéuticas saber si los compuestos tienen o no efectos secundarios.

Para muchos de los estudios, las empresas reclutan a voluntarios sanos. Y entre estos hay varios que se dedican tiempo completo a ser “conejillos de indias” de la industria farmacéutica.

Proceso

La primera fase del desarrollo de un nuevo medicamento involucra modelos de computación y pruebas in vitro, seguidos por análisis con animales, principalmente roedores, para comprobar su toxicidad.

En ese momento, el compuesto tiene que ser oficialmente aprobado para ensayos en seres humanos.

En las fases iniciales, por lo general se recluta a entre diez y 30 personas para cada ensayo.

La gente recibe dinero para analizar la seguridad de un medicamento; no para ver si el fármaco funciona, sino para saber que puede consumirse sin riesgos

Roberto Abadie, antropólogo

La información resultante ofrece datos sobre cómo es tolerada la medicina, cómo el cuerpo la absorbe, descompone y elimina, y si tiene algún efecto secundario en el individuo que participa en las pruebas.

La segunda etapa de cualquier ensayo consiste en probar el fármaco en personas que ya tienen la enfermedad que necesita ser tratada.

“La gente recibe dinero para analizar la seguridad de un medicamento; no para ver si el fármaco funciona, sino para saber que puede consumirse sin riesgos”, explica el antropólogo Roberto Abadie, que ha estado estudiando la tendencia de prestarse como conejillo de indias en Estados Unidos.

La industria farmacéutica asegura que cumple con las regulaciones cuando se trata de reclutar a conejillos de indias “profesionales”.

Pero Abadie tiene dudas sobre si las compañías realmente están conscientes de que algunas personas participan en numerosos ensayos.

“No existe un registro central para la gente que toma parte en ellos. No estoy seguro de que se conozca esta profesionalización”, agrega.

“No creo que sepan, o que les interese saber, que algunos individuos han participado en hasta 100 ensayos clínicos”.

En EE.UU.

LaboratorioAlgunas personas han participado en numerosos ensayos clínicos.

Muchos de los que se prestan para esta pruebas son afroestadounidenses o latinos de bajos ingresos.

“Probablemente sólo haya unos pocos miles de conejillos de indias pero la mayoría de los ensayos se llevan a cabo con estas personas que se ganan la vida con ellos”, dice el antropólogo Abadie.

Una persona puede ganar US$20.000 al año participando en unos ocho o diez ensayos.

Cada prueba dura por lo general un mes.

“Creo que yo nunca gané más de US$20.000 o $25.000 al año, pero conocí a personas que estaban obteniendo mucho más que yo”, comenta Robert Helms, un ex conejillo de indias profesional.

“Los llamaba adictos al trabajo”.

Según Abadie, se han reportado casos en los que una persona se somete a dos ensayos a la vez.

“Es mucho más de lo que ganarían trabajando en McDonalds -afirma-, que es una referencia para un trabajo pobremente remunerado”.

Riesgos de largo plazo

El problema, dice el experto, son las grandes dosis de compuestos químicos que las personas deben absorber en su organismo.

“Nadie sabe cuál será el efecto que esto tendrá cuando estas sustancias interactúen entre sí en unos 20 o 30 años”, advierte.

MedicinasTodos los fármacos deben ser probados con seres humanos sanos para demostrar su seguridad.

Abadie cree que la industria farmacéutica también debería mostrarse preocupada.

“Está el tema de la responsabilidad de daños y perjuicios si se comprueba que, al final, las empresas sospechaban de que algo podía salir mal pero no hicieron nada porque necesitaban que los conejillos de indias profesionales continuaran con los ensayos para que pudieran producir un fármaco”, dice.

Las compañías farmacéuticas aseguran que toman todas las precauciones posibles cuando se llevan a cabo las fases con seres humanos de los ensayos farmacológicos.

Helms, el ex conejillo de indias profesional, recuerda un incidente en el que las cosas salieron mal.

“En 1996, un amigo pasó por un momento difícil. Empezó a tener ideas delirantes. Creía que la película “12 Monkeys” (“12 monos”) había estado basada en él”.

En algunos países ya comenzaron a establecerse regulaciones para los ensayos clínicos, pero no en Estados Unidos.

Según Helms, allí la industria farmacéutica “tiene mucho poder”. “No creo que las cosas cambien en un futuro cercano”, opina.

“Tienen mucha fuerza política y no creo esa situación vaya a cambiar”.

 

About these ads

Acerca de Miguel Pena - El Mismo Guanabanero

El Mismo Guanabanero
Esta entrada fue publicada en INTERNACIONALES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Probar fármacos para ganarse la vida

  1. MªISABEL RUIZ GUTIERREZ dijo:

    Me gustaria participar en estas pruebas farmaceuticas remuneradas, si pueden pongase en contacto conmigo, o bien hagame llegar algun telefono, e-mail, o dirección donde ponerme en contacto. Gracias

    • Fármacos en fase experimental
      Ensayos Clínicos
      Si los medicamentos que toma no parecen ayudarle, la idea de probar algo enteramente nuevo y diferente puede que le atraiga. Cada año, cientos de miles de personas con enfermedades distintas prueban fármacos novedosos al tomar parte en pruebas clínicas para probar la efectividad de estos medicamentos. No obstante, así como muchas personan participan en estas pruebas con la esperanza de tener acceso a nuevas medicinas, no todas las obtienen. Aproximadamente la mitad reciben el medicamento actual o placebo (una pastilla inactiva) para que los doctores puedan comparar el medicamento contra otro o nada. Para que el proceso funcione se llevan a cabo estudios “doble ciego”, donde ni los participantes ni sus doctores saben cuál, si algún medicamento, se ha administrado.

      Lo bueno es que si el medicamento es efectivo, la prueba puede suspenderse para que todos tengan la oportunidad de probar el nuevo fármaco. E incluso si la prueba se realiza según el horario acordado, algunas compañías farmacéuticas permiten a los participantes que se han beneficiado del medicamento experimental continuar tomándolo después de la prueba, antes de que esté disponible en el mercado.

      Si cree que puede interesarle participar en el estudio de algún fármaco nuevo, indague con su doctor si está enterado de estudios para los que usted pueda calificar. También puede averiguar si existen pruebas clínicas llamando a hospitales o a través de anuncios en los periódicos o en la radio. Dos buenas fuentes de información sobre pruebas clínicas se pueden encontrar en la red (en inglés) en: http://www.clinicaltrials.gov y http://www.CenterWatch.com, alternativamente, visite el sitio: http://www.clinicaltrials.com

      Los Institutos Nacionales de Salud lanzan “ClinicalTrials.gov”

      Los Institutos Nacionales de Salud han lanzado la base de datos ClinicalTrials.gov (pruebas clínicas), con información de más de 4,000 estudios médicos y de iniciativa privada en más 47,000 lugares del país. El sitio, en inglés, es: http://clinicaltrials.gov/.

      Clinical trials son estudios de investigación que buscan evaluar la confiabilidad y eficacia de nuevos fármacos, procedimientos medicos u otros medios de tratamiento, diagnóstico o prevención de enfermedades. Este tipo de investigación ayuda a los investigadores a saber cómo diferentes personas responden a fármacos u otros métodos terapéuticos, y tales investigaciones pueden conducir a nuevos o mejores tratamientos. Las pruebas clínicas se conducen más a menudo para comparar tratamientos para saber cuáles funcionan mejor para cierta enfermedad o condición.

      ClinicalTrials.gov brinda a las personas con artritis y a quienes les atienden acceso fácil a información. Luego de entrar en el sitio, los visitantes pueden buscar estudios relacionados con la artritis usando las listas “Browse by Condition” (por condición determinada) o escribiendo un tipo específico de artritis en el buscador. Los estudios de la lista contienen detalles específicos sobre dónde son las pruebas clínicas, su diseño y propósito, criterio de participación y, en muchos casos, más información sobre la enfermedad y tratamiento bajo estudio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s