¿Planificando dietas para el nuevo año? – En Nuesta fruta del dia


Busque la categoría que le pueda ser más cercana

El régimen ideal es uno que ofrezca comidas estructuradas a lo largo de todo el día. Fuente externa

Seguro que conoce a alguien que en este momento ya se está planteando que “para el año que viene, voy a rebajar las libras que me sobran”. Esa debe ser una de las frases más escuchadas en diciembre, igual que la prometida renovación de la inscripción del gimnasio…

Tenemos buenas y malas noticias: si logra cumplirla, lo felicitamos. Rebajar las libras que sobran siempre es una buena decisión. ¿Cuál es la mala? Que la persona que se plantea un nuevo régimen alimenticio sin tomar en cuenta su estilo de vida, puede seguir esperando… posiblemente rebaje unas cuantas libras para emocionarse, pero luego le va a ser muy difícil perseverar y mantener lo perdido.

Siempre se ha dicho que debe haber regímenes alimenticios como personas habitan sobre la tierra y que no necesariamente lo que ha funcionado para su vecina a usted le sentará como un guante. Lo que pasa es que es más fácil cambiar de dieta cada quince días que replantearse cambios en su estilo de vida. El efecto “yo-yo” es tan perjudicial para su organismo y para su estima como el sobrepeso en sí mismo.

En la ruta correcta:

Los especialistas entienden que parte de la culpa está en la mercadotecnia: la gente busca la dieta que está de moda, no la que le convenga. Y todos los regímenes debieran comenzar con un inventario. ¿En qué momentos siente hambre? ¿Se la pasa picando? ¿Come para sentirse bien o para alimentarse? ¿Qué es lo que más le gusta? Si no es capaz de conocerse a sí mismo, difícilmente pueda encontrar un régimen que lo satisfaga en lo personal y emocional y que le permita ver resultados a largo plazo.

El Dr. Kushner, un especialista en nutrición radicado en Chicago estudió por años los hábitos alimenticios de sus pacientes y concluyó que existen diferentes categorías de “comedores”, de acuerdo a sus respectivas personalidades. Es verdad que nadie cae 100% en una categoría, pero existen patrones dominantes que la identifican.

Siguiendo con el estudio, estas son algunas categorías de “comedores” con una breve descripción de su hábito dominante, lo que debería hacer para adaptarse y el régimen que mejor se adaptaría.

El “pica-todo”:

Es el que no tiene estructurado un plan alimenticio y se la pasa picando todo lo que ve. Al final del día ni siquiera ser capaz de recordar lo que se ha llevado a la boca.

El hábito de picar no necesariamente es perjudicial, si lo que pica es bajo en calorías y de alto valor nutritivo. Se sugiere que si no puede controlarlo, al menos porcione y seleccione. En lugar de comprar cualquier cosa en la calle, lleve su merienda desde la casa. Si es de los que pica “de pie”, se recomienda sentarse o cambiar la acción para tomar conciencia de lo que hace, eliminando la función de automático.

¿El régimen ideal? Un plan alimenticio que incluya picaderas pequeñas, pero varias veces al día, funcionará perfectamente para usted.

El “nocturno”

Es el que casi no come durante el día y cuando llega a la casa, literalmente “se la mata” Y no para hasta que se va a dormir.

Pruebe esto: Si quiere perder peso, debe comenzar a comer a lo largo del día para no llegar tan hambriento a la cena. Comience sencillo, puede ser un yogurt de desayuno o una barrita de granola hasta que se acostumbre. Pero una vez que llegue a su casa, no asalte la nevera con el teléfono en la mano (evite el automático). ¿Otro truco? Limpie su nevera de sobrantes y comida chatarra y rellene de opciones nutritivas y comidas bajas en calorías, de tal modo que si el viejo hábito lo arrolla, al menos no lo engordará.

El régimen ideal: uno que ofrezca comidas estructuradas a lo largo del día. Necesita desayunos, almuerzos, meriendas y cenas balanceadas. Y mientras más simple, mejor.

El “conveniente”

Es el que se alimenta de lo que puede calentar en micro-ondas o sale de una lata. Nunca se prepara nada fresco. ¿La excusa? No tiene tiempo, vive solo o nunca aprendió a cocinar.

Esta persona necesita de un plan donde todo esté pensado y de ser posible, donde no le pidan preparar recetas específicas porque no lo va a hacer. De tener que sobrevivir a base de latas y pre-empacados, que al menos tenga la precaución de escoger los bajos en sodio y grasas saturadas. En un esfuerzo, pedirles que confeccionen una cosa sencilla al día y sustituir un preparado.

Como estos tres ejemplos, muchos otros. ¿Ya encontró su categoría?

VOLVER   A

logo.jpg

 

Anuncios

Acerca de Guanabanero.com

El Mismo Guanabanero
Esta entrada fue publicada en NUESTRA FRUTA DEL DIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s