Junto con los precios sube descontento en Dominicana


Mes del ahorro, dicen los anuncios de los supermercados en Dominicana, pero los supuestos beneficiarios también miden sus diezmadas economías.

Esto se refleja en que los empleados llevan carros llenos de mercadería de nuevo a los anaqueles, porque en la caja muchos consumidores han debido dejar atrás lo que no podían pagar.

Hoy nuevamente los propietarios de vehículos enfrentan otro aumento en el precio de los combustibles.

De ahí, el incremento se derrama en los demás componentes de la canasta básica, por el gasto de transportación, desde alimentos, servicios, electricidad y medicamentos, entre otros. La inestabilidad en el precio internacional del petróleo y la tendencia alcista de los alimentos a nivel global, generan un nivel de incertidumbre y una ola especulativa que afecta, principalmente, a los sectores de menos ingresos.

Las protestas aumentan y no solo son los transportistas, sino los maestros que claman por mejores salarios y recursos para la educación, las comunidades más pobres por la reducción en los precios de alimentos y servicios.

Las autoridades alegan que el alza en los precios es un fenómeno mundial, aunque admiten que en el país la especulación también está “a la orden del día”.

Esta es la problemática que rodea un discurso considerado por muchos trascendental, del presidente Leonel Fernández, en este nuevo aniversario de la Independencia de República Dominicana.

En su alocución ante el Congreso Nacional, la rendición de cuentas del mandatario tendrá que hacer referencia a los acuciantes problemas de la población y el creciente descontento generado por los mismos.

Productos de la canasta básica como el arroz, carne, aceite, azúcar, pastas alimenticias, ajo y otros, han experimentado alzas de hasta un 15 por ciento en dos meses.

Ese escenario lleva a las organizaciones populares, sindicales y del transporte a desarrollar jornadas de protesta a fin de llamar la atención de las autoridades,

Además de demandar la rebaja de artículos de primera necesidad, los convocantes exigen reducir los precios de los combustibles, modificar la Ley de Hidrocarburos, y resolver el problema del sistema eléctrico y la falta de agua potable, entre otras demandas.

Estas jornadas, aunque se han ido desarrollando de forma parcial en las distintas regiones, ya han dejando pérdidas en el comercio y trastornos en el transporte.

También se exige un aumento general de salarios y no solo del mínimo, planteamiento en el que coinciden todos los sectores, incluidos representantes de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Se estima que uno de cada tres dominicanos está en la pobreza.

El Fondo Monetario Internacional aconsejó al gobierno recortar subsidios, sobre todo al sector eléctrico, si quiere seguir bajo su supuesta protección. De ahí que se haya creado una expectativa de cambios en las palabras del presidente.

A pesar de que en el país se ven por doquier y se levantan nuevas torres de apartamentos y casas de lujo, el grueso de la población sufre los estragos de una pobreza que no cede.

 

Anuncios

Acerca de Guanabanero.com

El Mismo Guanabanero
Esta entrada fue publicada en NOTICIAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s