Efectos beneficiosos (de dejar de fumar)


 

Desde el punto de vista de la prevención del tabaquismo, se nos insiste continuamente en la necesidad de realizar campañas de sensibilización, pero también se hace hincapié en la idea de que esas campañas no deben potenciar el miedo, sino que más bien deben informar más de los beneficios que se obtienen por dejar de fumar, que de los riesgos que conlleva el seguir haciéndolo. Se trata de enviar mensajes más positivos que negativos. Consistiría en informar en positivo sobre hábitos saludables.

No obstante, tengo para mí, que la mayoría de las campañas que en nuestro país se han realizado, aun sabiendo esto, no han sabido cómo enviar correctamente a los fumadores toda la información positiva para que dejen de serlo. Aprovecharé estas líneas para difundir algunos de estos mensajes positivos con los que, sin duda, conseguiremos más exfumadores que con los negativos. No hablaré del elevado número de enfermedades que se asocian directamente con el consumo del tabaco, ni de las altas tasas de mortalidad que se producen entre los fumadores, pero sí insistiré en todos los efectos beneficiosos que causa el dejar de fumar.

Cuando un fumador deja de serlo, con frecuencia se pregunta sobre si los daños que el tabaco le hubiere causado, pueden ser, o no, reparados. Muchos llevan tanto tiempo fumando que, incluso, llegan a pensar que ya no hay posibilidad de recuperación para ellos, y es ese sentimiento de desesperanza el que les arrastra a seguir fumando.

Cronología de recuperación en un sujeto fumador
A continuación les indicaré cuál es la cronología de la recuperación en un sujeto fumador que ha dejado de serlo.

Cuando el fumador abandona el consumo de tabaco, a partir de la primera o segunda semana comienza a notar cómo va incrementándose progresivamente su capacidad para hacer ejercicio físico, y cómo mejora su capacidad respiratoria.
A las tres semanas, se hace notable una recuperación del sentido del gusto y del olfato. Hasta ese momento el fumador tenía atorados esos dos sentidos por la fuerza del humo, a partir de entonces el sujeto nota que es capaz de percibir olores que antes ni siquiera sentía, que es capaz de deleitarse con sabores que desde años no disfrutaba.
Al mes del abandono, esa recuperación sensorial es ya evidente.
Cumplidos los dos meses, el sujeto ha notado la desaparición de la molesta tos matutina, el incremento de su capacidad física, respiratoria e, incluso, sexual.

Salud
Todos estos cambios son perfectamente sentidos por el exfumador. Pero existen otros menos evidentes aunque no menos importantes. Me estoy refiriendo a la disminución progresiva de la probabilidad de sufrir patología respiratoria y cardiovascular que el sujeto disfruta después de abandonar el tabaco.

Se ha calculado que un sujeto que deje de fumar tendrá esa disminución a partir del primer trimestre, será evidente en el primer año y se igualará a la de un sujeto que nunca hubiere fumado, al quinto año de abandono.

Luego, no debemos olvidar, como decía más arriba, que dejar de fumar es la decisión más saludable que un fumador pueda tomar en toda su vida y que de esta salubridad el exfumador muy pronto comienza a darse cuenta.

Aspecto físico
La publicidad de las compañías tabaqueras se empeña en presentarnos a hombres apolíneos y a mujeres venusianas que se nos presentan fumando y haciéndonos creer que el éxito social, personal y hasta laboral pasa, irremediablemente, por el consumo de tabaco.

Sin embargo, las evidencias científicas, de las que disponemos en el momento actual, nos enseñan que el consumo de cigarrillos es la mayor fuente de inhalación de radicales tóxicos del oxigeno y de oxidantes. Y que dichos tóxicos dañan la piel y los cabellos de los fumadores facilitando que estos tengan unaepidermis seca y un cuero cabelludo alterado y casposo favoreciéndose así la aparición de arrugas en la piel y la caída del pelo. Y para que hablar de esas bellas modelos que aparecen en las fotos publicitarias de muchas marcas de tabaco, que exhiben unos dientes blanquísimos y unos dedos de largas uñas limpias. Nada más lejos de la realidad. Sabemos que los fumadores tienen tendencia a tener manchas de nicotina en las uñas de los dedos y en los dientes. Sabemos que esas manchas aparecen aun y cuando el fumador cumpla con las más elementales normas higiénicas y sabemos que son difíciles de quitar y que desde luego, empeoran claramente el aspecto físico de cualquier ser humano.

 

Anuncios

Acerca de Guanabanero.com

El Mismo Guanabanero
Esta entrada fue publicada en NOTAS DE SALUD. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Efectos beneficiosos (de dejar de fumar)

  1. ANDERSON dijo:

    MUCHAS GRACIAS POR SUS CONCEJOS, PUES CREO QUE ME HAN DE SERVIR COMO NO TE PUEDES IMAGINAR, A DECIR VERDAD ME HE PROPUESTO EL DIA DE HOY DEJAR DE FUMAR DEFINITIVAMENTE Y NO SABIA COMO HACERLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s